El glaucoma congénito se manifiesta en 40 recién nacidos de España al año

 Cuando: 06-10-2019

El glaucoma congénito se manifiesta en 40 recién nacidos de España al año

La pérdida de visión progresiva o total ha estado diagnosticada en 40 recién nacidos en España. Aunque no puede prevenirse, un tratamiento adecuado puede reducir los principales efectos de esta enfermedad.

La patología ocular relacionada con la pérdida de visión progresiva o total ha estado diagnosticada en 40 recién nacidos anualmente en España que, sin el tratamiento adecuado, podría sufrir una pérdida severa e irreversible de visión.

Aunque tiene carácter asintomático, esta dolencia afecta a más de medio millón de españoles. Además, la mitad de los casos se encuentran aún sin diagnosticar. En este sentido, los expertos han destacado la importancia de realizar una exploración ocular completa que incluya la determinación de la presión ocular y una adecuada valoración del nervio óptico.

Esta enfermedad no posee ningún tipo de prevención a largo plazo pero con las medidas adecuadas puede ser tratada y llevar una vida que se ajuste a las necesidades de cada persona. Los especialistas también han destacado la importancia de prestar atención a los pecientes que presentan esta sintomatología en los dos ojos ya que existen personas más propensas a sufrirlo en los dos ojos y disminuir aún más la visión total.

Diagnóstico precoz

Uno de los objetivos de la ponencia relacionada con el glaucoma congénito es establecer un tratamiento adecuado en los primeros estadios de la enfermedad para frenar en la medida de lo posible su progresión. No obstante, dado que suele aparecer en las primeras fases de vida de los niños, suelen ser los padres los que notan los primeros síntomas más comunes: opacidad de la córnea, molestias con la luz (fotofobia), lagrimeo (epífora) y tendencia a tener los párpados cerrados.

Por este motivo, es importante ir al oftalmólogo y revisarse mediante un examen ocular, la evolución de este órgano que en bebés menores de tres años suelen realizarse en quirófano después de sedar al pequeño debdo a la precisión requerida.

Más allá de la cirugía es un éxito o no, el glaucoma congénito dura toda la vida y es necesario que todos los efectos, entiendan la importancia de someterse a revisiones periódicas para llevar un correcto control de esta enfermedad.

 

 


Feedback