¿Por qué oímos incluso cuando tenemos el oído tapado?

 Cuando: 07-15-2019

Imagina que de repente oyes un ruido muy fuerte o estridente como una alarma o un pitido intenso que no para durante minutos o que estas en medio de una acalorada discusión entre varias personas. Seguramente, el gesto que automáticamente harás es taparte el oído, pero pronto te darás cuenta de que sigues oyendo aunque de forma más leve. Pero… ¿por qué sucede esto?

Nuestro oído está dividido en tres partes: oído externo, mediano e interno. El recorrido empieza cuando el sonido llega al oído externo, golpea el tímpano haciéndolo vibrar y esta vibración se transmite mediante la cadena de huesecillos (martillo, yunque y estribor) que se encuentran en el oído mediano. Las vibraciones van de la cloquea al oído interno en forma de espiral, conocido como caracol, donde se convierten en impulsos electroqu´micos que viajan hacía el cerebro, capaz de interpretar sonidos y hacernos entender.

La energía acústica se transmite desde el exterior hacía la cloquea y toda esta cadena proporciona una amplificación de señal sonora de unos 35 decibelios. Oímos incluso cuando tenemos el oído tapado, por lo que el sonido puede llegar hasta la cloquea mediante la via ósea. Así la vibración sonora se transmite mediante el cráneo, que pone en marcha los líquidos del laberinto de nuestro oído.


Feedback