Quemaduras solares

 Cuando: 01-21-2019

Llegan los primeros copos de nieve y los amantes de los deportes de invierno los reciben con entusiasmo. Hacemos maletas y vamos a esquiar pero no podemos olvidarnos de la protección de nuestros ojos y es que una jornada de nieve sin la protección adecuada puede hacer mucho más daño a nuestros ojos que un día de playa.

Los ópticos-optometristes recuerdan la importancia de la protección de gafas de sol homologadas com filtros adecuados para evitar quemaduras solares y minimizar el riesgo a largo plazo de desarrollar condiciones patológicas como queratitis, cataratas o incluso degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

En la nieve, se refleja más del 80% de luz solar, incluida la radiación ultravioleta, además, en el caso de desplazarse a la montaña, esta radiación aumenta un 10% por cada mil metros que ascendemos.

La radiación ultravioleta puede ser hasta 8 veces más intensa en las pistas de esquí que en otros sitios debido a las propiedades de reflexión de la nieve, por lo que es vital si deseamos evitar los problemas oculares y visuales posteriores, nos dejemos aconsejar por nuestro óptico-optometrista y escojamos unas gafas de sol protectoras que estén diseñadas específicamente para deportes de invierno. Estas, tendrían que absorber al menos el 95% de esta radiación.

 

Quemaduras solares

La condiciones de altitud y frío o un exceso de radiación ultravioleta elevan el riesgo de que nuestros ojos sufran de fotoqueratitis y solo con una hora de exposición es suficiente para que se produzca una quemadura ocular.

La sintomologia aparece entre 6 y 12 horas después de la exposición al sol causando enrojecimiento de los ojos, inflamación en los párpados, sensación de cuerpo extraño, dolor, sensibilidad a la luz, dolores de cabeza o visión borrosa.

Además, se tiene que tener especial cuidado con los más pequeños ya que son más vulnerables a los rayos UV, además, que la exposición es acumulativa y no puede mostrar su efecto hasta de aquí a muchos años después.

Aunque la fotoqueratitis puede curarse con el tiempo, la mejor forma de mantener su salud ocular es con el uso de una protección adecuada utilizando gafas de sol homologadas que bloqueen la radiación ultravioleta. Estas precauciones no son imprescindibles solo para la práctica del esquí y otros deportes de invierno sino para realizar cualquier tipo de actividad en la nieve como por ejemplo pasear.

Las gafas especiales para esquí cubren tanto ojos como piel y son la mejor opción para practicar este deporte.

En Óptica Teixidó disponemos de una amplia gama de gafas deportivas. Ven y nuestros expertos te aconsejaran cuál es la mejor opción en cada caso según el deporte que se practique y el uso que se le quiera dar.

 


Feedback